Ya puedes jugar Diablo desde tu navegador

Ya podemos jugar Diablo desde la comodidad del navegador de nuestra preferencia.
(Foto: GOG)

Diablo es un todo un clásico. Lanzado en 1996, fue un juego que atrajo a muchos gamers a los juegos de computadora. Así que no es de extrañar que  un grupo de programadores se encargó de realizar ingeniería inversa del código fuente del juego para que podamos disfrutar de este juego en el navegador de nuestra preferencia.

También te recomendamos: Hay un juego de 8 bits de John Wick y así puedes descargarlo

El esfuerzo para reconstruir el código fuente de Diablo comenzó el año pasado, encabezado por un programador, conocido como GalaXyHaXz, emprendió este proyecto para fans de Diablo llamado Devilution. “Con el fin de garantizar que todo se conserve, Devilution mantiene todo como se diseñó originalmente”, escribe el equipo de Devilution en Github. “Esto va tan lejos como los errores y el código mal escrito en el juego original. Así, sirve como base para que los desarrolladores trabajen, lo que hace que sea mucho más fácil actualizar, arreglar y portar el juego a otras plataformas.”

Eso hizo posible que un grupo de mods llamado Rivsoft hiciera que Diablo fuera jugable en cualquier navegador web en diablo.rivsoft.net. Ahí, nos dan un enlace para descargar el código fuente del grupo Devilution, que luego puede arrastrar y soltar en la pantalla para comenzar a jugar la versión shareware del juego. Llamado Diablo Spawn, era la parte del juego que podías jugar sin tener el CD insertado e incluye las dos primeras partes de la mazmorra, usando al Warrior o Guerrero.

(Foto: GOG)

Si son poseedores de copia real de Diablo, puede arrastrar y soltar el archivo DIABDAT.MPQ desde la carpeta instalada del juego para comenzar a jugar esa versión del juego en el navegador. El Diablo original tiene un aspecto un poco arcaico -no por nada tiene 23 años de antigüedad-, pero todavía es disfrutable y entretenido.

(Foto: GOG)

Tener Diablo jugable en un navegador web también lo hace perfecto para breves descansos en el trabajo o la escuela. Así que no olviden su teclado y mouse listos para la acción.