Gaming Through New Eyes es un minidocumental que demuestra que no hay límites para disfrutar los videojuegos.

Toby Ott tiene 27 años y desde que jugó por primera vez Mortal Kombat a los cinco, se convirtió en un gamer consumado, fan de clásicos como Duke Nukem, Doom, lasaga de Final Fantasy y hasta Injustice. Toby también vive con anoftalmia bilateral, una condición que lo hizo nacer sin globos oculares.

La condición de Toby no pudo alejarlo de su amor por los videojuegos, sólo lo hizo disfrutarlos de forma diferente, como se explica en el minidocumental Gaming Through New Eyes. Sí, los videojuegos son un medio evidentemente visual, pero solo para las personas que disfrutan del sentido de la vista. Para Toby la aventura es auditiva.

Con la ayuda de un amigo y un primo, Toby aprendió a memorizar los comandos y botones que necesitaba seleccionar para comenzar las partidas. Luego, a través de la música y efectos de sonido, aprendió a moverse dentro de los universos virtuales. Por ejemplo, Toby explica que tras jugar Doom 10 años regularmente, ha logrado completar solo varios mapas.

Los sonidos le permiten saber en qué parte del escenario se encuentra, incluso en juegos de pelea. Y pese a lo que piensan, Toby no es un gamer solitario, es completamente capaz de jugar en línea con otros usuarios. Pueden conocer más de la historia de Tony este minidocumental dirigido por Berk Icel:

fuente Gaming Through New Eyes (Facebook)

temas