Apple: Epic Games nos demanda porque Fortnite necesita popularidad

¿Apple ya es el tío que no sabe qué es lo que está de moda entre sus sobrinos? Apple ya es el tío que no sabe qué es lo que está de moda entre sus sobrinos
(Foto: Epic Games)

El pleito entre Apple y Epic Games sigue vivo y más que nunca, porque ahora un informe del tribunal que lleva su juicio reveló que para Apple esta demanda solo existe porque Fortnite ya no es popular y no es otra cosa que una campaña de publicidad.

Apple dejó claro eso en un comunicado para reforzar su apuesta legal en la que se le acusa de prácticas monopólicas en las que desarrolladores como Epic Games están amarrados en sus tiendas con consecuencias tanto para usuarios como productores:

“Epic comenzó un incendio, y vertió gasolina sobre él. Ahora le pide a esta corte que aplique una asistencia de emergencia para apagar el fuego, incluso cuando Epic podría hacerlo por sí misma simplemente cumpliendo los términos de contrato que han mantenido en una relación provechosa con Apple durante años. Esta demanda, y los titulares en medios que ha generado, parece ser parte de una campaña de marketing diseñada para revitalizar el interés en Fortnite”

Te recomendamos: Fortnite, Final Fantasy, precios y todo lo que anunció Sony en el evento de PS5

(Epic Games)

Este pleito comenzó después de que Epic Games pusiera una opción de compra y pagos directa para los usuarios de móvil en Fortnite, lo que contraviene las políticas de la tienda de aplicaciones de Apple para iPhone.

Después de esto, se les borró de la tienda y se les retiró la licencia de desarrollador en esta plataforma, misma decisión que también aplicó Google en su Play Store.

La demanda de Epic Games está en la línea de lo extremo, porque de perderla esto significaría que Unreal Engine en todas sus versiones quedaría vetado de la plataforma móvil, afectando a todos los desarrolladores que se apoyen en este motor gráfico.

(Epic Games)

Sin embargo, Epic Games y Fortnite están bastante seguros de que ganarán la demanda, cambiando por completo la forma en que se administra la tienda de Apple y Google con los desarrolladores, quitando barreras de cobro y pago entre usuarios y desarrolladores.