La compañía de transporte privado ha perdido 800 millones de dólares y podría perder tres más a finales de año. 

Estábamos a mediados de 2016 cuando supimos que Uber había perdido nada más y nada menos que 1,270 millones de dólares. Pues bien, como no queriendo la cosa y de acuerdo con Bloomberg, la compañía ha perdido ahora más de 800 millones más durante el tercer trimestre de este año, esto por supuesto, sin incluir el costo que representó salir de China.

Al mismo tiempo, y paradójicamente, los ingresos de la compañía han seguido creciendo. Uber generó cerca de 3,760 millones de dólares los primeros nueve meses de 2016 y está en camino de superar los  5,500 millones este año.  Durante este tercer trimestre Uber generó 1,700 millones de dólares netos, es decir ya descontando la paga a sus conductores. Esto representa un incremento positivo comparado con, 1,100 millones en el segundo trimestre y los 960 millones de dólares del primero.

Sin embargo, las pérdidas totales durante estos nueve meses superan los 2,200 millones de dólares. Lo más curioso es que la balanza financiera de Uber parece un sube y baja, ya que, si bien estas pérdidas representan una cantidad significativa, todo parece indicar que la compañía valuada en 69,000 millones de dólares logrará superar los 5,500 millones de ingresos en este año fiscal.

fuente Bloomberg

temas