Los viniles superan en aporte para la industria discográfica a las versiones gratuitas de los servicios de streaming.

A pesar de que, durante los noventa, se afirmó que los discos de vinil estaban muertos, y con ello nuestros padres corrieron a tirar a la basura sus colecciones de LPs reemplazándolos con brillantes CDs, hoy el panorama es harto diferente. El disco compacto prácticamente esta en vías de extinción y el formato musical que goza de buena salud es el vinil.

Y no sólo tiene buena salud, sino que, de acuerdo con la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA, por sus siglas en inglés) indicaron que actualmente los discos de vinil generan más ingresos a las disqueras que las versiones gratuitas de las diferentes plataformas de streaming. Lo anterior es algo impresionante en una época en que dominan los servicios digitales.

La RIAA indicó que los viniles generaron ingresos de más de 221 millones de dólares, aumentando 52 % más con respecto al mismo semestre del año anterior. La cifra es tan impresionante que les permite superar a Spotify Free, Vevo y YouTube juntas, que generaron 163 millones de dólares.

Como era de esperarse, los viniles se quedan muy lejos de los ingresos derivados de los servicios música en streaming por suscripción, que alcanzan los 478 millones de dólares. En el mismo reporte se señala que la mayor caída en ingresos la tuvieron los CDs, que perdieron el 31.5 % de sus ventas y que, por primera ocasión, los servicios en streaming superaron a las ventas físicas totales. 

Los analistas sostienen que es casi seguro que en uno o dos años la música en streaming se coloque como la principal fuente de ingresos de las disqueras. Lo curioso es ver que un formato que se creía extinto, como los viniles, puede permanecer y superar a otros que supuestamente estaban destinados a enterrarlo.

fuente Digital Trends

temas