Aunque el 2016 no fue un buen año para ninguna de las dos compañías.

Sí, lo sabemos, Apple y Samsung siguen peleándose el cinturón de los pesos pesados en lo que a smartphones se refiere y, en esta ocasión, la presea está en la esquina de los de Cupertino.

Según un estudio de Counterpoint, las ventas de teléfonos inteligentes crecieron un 3% durante 2016. Y especialmente el último cuarto (Q4) del año, se alcanzaron a vender 440 millones de dispositivos. Luego de haberse tambaleado un poco, Apple alcanzó a vender 78.3 millones de teléfonos, mientras que Samsung quedó por debajo, alcanzando los 78 millones de unidades.

La verdad, es que no podría ser de otra manera tras la catástrofe del Galaxy Note 7, pero si revisamos un poco más los números, nos daremos cuenta que esta diferencia es mínima. Lo cual nos lleva a pensar que será difícil que Apple mantenga la corona durante 2017, después de todo 300 mil unidades de diferencia son pocas y además sólo se trata del último cuarto, pues Samsung sigue siendo el líder con un total de 310.3 millones de teléfonos vendidos a lo largo del último año.

Además, ambas empresas tendrán que cuidarse de los peleadores chinos. Porque más que el triunfo de Apple sorprende el que Huawei alcanzará a vender 44.9 millones de smartphones y que Oppo se encuentre en los 30.5 millones de unidades.

Samsung lideró el mercado de smartphones en un inicio, pero sus envíos se ventas se redujeron un 4% respecto al 2015, mientras que Apple sacó ventaja luego de presentar el iPhone 7 Plus y registrar ventas, curiosamente, de 78,351 millones de dólares. Ahora Samsung tendrá que salir a pedir la revancha porque hasta ahora Apple ha vendió tan rápido que, como diría Mohamed Alí: “cuando apago la luz me meto en la cama antes de que todo el cuarto esté a oscuras”.

fuente Counterpoint

temas