La compañía demuestra con esto los beneficios de la adquisición de SolarCity.

Como todo el mundo sabe, si hay algo que le gusta a Elon Musk es la energía solar. Así que para festejar la reciente adquisición de SolarCity por 2,600 millones de dólares, Tesla acaba de anunciar un proyecto enorme: hacer funcionar con energía limpia a toda la isla de Ta’u en la Samoa Americana. Para ello, durante el año pasado, la empresa instaló 5,328 paneles solares capaces de generar 1.4 megawatts, los cuales abastecerán prácticamente el “100% de las necesidades de los 600 residentes de la isla”.

Pese a todo, la compra de SolarCity no deja de ser un movimiento riesgoso, ya que la empresa posee una deuda de millones de dólares debido a que nunca fue realmente redituable (gastaba en ventas 6 dólares por cada dólar que ganaba). Sin embargo, Elon Musk ha descrito la compra como un paso necesario en su llamado “Plan Maestro” para generar una mayor producción y almacenamiento de energía limpia.

Financiado por las autoridades norteamericanas y las de la Samoa Americana, el proyecto en Ta’u permitirá que la isla, la cual hasta ahora funcionaba con diesel, deje de consumir los 414,502.59 litros de combustible que utiliza cada año, eliminando también el costo que generaba transportar tal cantidad de líquido.

El microgrid de paneles permitirá que la isla se mantenga con energía durante tres días sin necesidad de que salga el sol, pues posee también una batería que se recarga en solamente 7 horas. “Este proyecto ayudará a disminuir el impacto del carbón en el mundo”, afirmó Keith Ahsoon, un residente local. “Viviendo en una isla, contemplas de cerca el calentamiento global. Playas erosionadas y otros cambios notables son parte de la vida aquí. Es un problema grave, y este proyecto con suerte servirá como ejemplo para que todo el mundo lo siga”, agregó.

fuente Solar City

temas