Google se despide del FireFly, su coche autónomo

Nunca fue intención de la compañía comercializar un coche autónomo.

Más que una luciérnaga, el coche autoconducido de Waymo parecía un coala, pero esa no es la razón por la que la compañía ha decidido retirar el Firfly de las calles. En realidad, desde 2013, Waymo advertía que sólo se trataba de un prototipo y que no estaba pensado para producirse masivamente, hecho que constató la compañía a principios de este año en el North American International Auto Show en Detroit.

Google ha hecho oficial el anunció, y los Fireflies desaparecerán para que Waymo pueda enfocarse en trabajar en una flota de 600 minivans Chrysler Pacifica.

Google se despide del FireFly, su coche autónomo

A final de cuentas, como explican YooJung Ahn , líder de ingeniería industrial de Waymo, y Jaime Waydo, el ingeniero en sistemas de la compañía, en Medium lo que importa es que:

“Al diseñar y construir un vehículo realmente autónomo desde cero, pudimos descifrar algunos de los primeros rompecabezas de la autoconducción: dónde colocar los sensores, cómo integrar la computadora, lo que los pasajeros necesitan en un automóvil que se conduce por sí solo”.

Además, Waymo aseguró que con la construcción de las minivans podrán llevar la tecnología autónoma a más personas con mayor rapidez, pues no hay que olvidar que los Fireflies alcanzaban apenas los 40 km/h y que las vans son más rápidas.

Desde luego, Waymo, ha probado ya las minivans en una serie de recorridos por las calles de Phoenix Arizona, y el Firefly será exhibido como una pieza de museo en Austin, Mountain View y el Museo del Diseño en Londres.

temas