El CEO de la compañía reveló que su plataforma se enfocará en la duración de la batería y la protección de datos.

Hubo una época en la que el tiempo era la única constante que valía en los relojes. Ahora, el tiempo es uno de las muchas funciones que tiene un smartwatch. Swatch se ha dado cuenta de eso, y a pesar de todas las opciones de relojes inteligentes que ya existen, la compañía suiza apostará por ese mismo mercado.

Durante una entrevista, el CEO de la compañía, Nick Hayek, reveló que Swatch está desarrollando su propio sistema operativo con la esperanza de competir con wachOS y Android Wear: 

“Hay una posibilidad de desarrollar wearables como un producto de consumo, pero hay que miniaturizar y crear un sistema operativo independiente”, afirmó Hayek.

El sistema sería introducido en el mercado con un smartwatch de la marca Tissot (fundada en 1853 y perteneciente al grupo Swatch) a finales del 2018 y, además de las funciones que ya conocemos, la plataforma promete ofrecer una gestión más eficiente de la batería y mayor protección de datos.

Swatch está trabajando con el Centro Suizo de Electrónica y Microtecnología para crear su sistema operativo y hasta el momento la compañía ha recibido cerca de 100 solicitudes para obtener más información.

¿Podrá Suiza ganarle a Silicon Valley la guerra por las muñecas de la humanidad? Pues se ve difícil, aunque los suizos tiene más de cuatro siglos mejorando la tecnología de los relojes, llegan un poco tarde al partido de los relojes inteligentes. Además los consumidores se han enfocado a wearables que usan las mismas aplicaciones que tienen en sus smartphones y un nuevo sistema operativo rompería con estos ecosistemas.

fuente Bloomberg

temas