Las gafas le fueron facilitadas a la nueva madre por su hermana, quien también es débil visual.

Kathy Beitz es una mujer canadiense de 29 años que nació con una enfermedad hereditaria llamada distrofia macular juvenil, la cual le ocasionó ser declarada clínicamente ciega a la edad de 11 años. Beitz acaba de ser madre y estaba resignada a nunca ver el rostro de su hijo Akzel, aunque no contaba con que le tenían preparada una sorpresa.

Yvonne Felix, hermana de Kathy, padece la misma enfermedad, sin embargo, ella tuvo acceso a una nueva tecnología: los lentes eSight. Este dispositivo le permitió a Yvonne recuperar la vista, por lo que se convirtió en embajadora de la marca, promocionando su uso entre otros débiles visuales.

Los eSight utilizan una cámara de alta definición y una potente microcomputadora que interpreta los datos visuales para reproducirlos en unas pequeñas pantallas OLED, de forma que el usuario pueda ver lo que sucede en tiempo real. Los anteojos aumentan la calidad de las imágenes antes de que lleguen al ojo, mejorando la respuesta de las personas con ceguera funcional. Además, las gafas pueden ajustarse por los usuarios según sus necesidades.

Los eSight en toda su gloría
Los lentes eSight

Yvonne decidió compartir el uso de los lentes con su hermana, quien utilizó la tecnología ocular momentos después de que nació Akzel, por lo que pudo conocer brevemente el rostro de su hijo. Junto con ella, también hizo uso de los lentes su marido, quien padece el mismo tipo de ceguera que ella.

Estas gafas están pensadas para personas que han sufrido degeneración macular, neuropatía óptica hereditaria de Leber, albinismo ocular, retinopatía diabética, enfermedad de Stargardt, algunos tipo de glaucoma y retinitis pigmentosa; es decir, enfermedades que no terminan con la capacidad visual de forma total.

“Pude ver que mi bebé tiene los dedos y pies de mi marido, y mis labios. Mi esposo y yo pudimos tener la experiencia familiar de ver a nuestro recién nacido, de vincularnos con él y enamorarnos de su aspecto”, dijo la joven madre.

A pesar de que el video en de Kathy y Akzel se ha viralizado alrededor del mundo, es importante señalar que los anteojos eSight no están al alcance de todos los bolsillos, debido a que uno de estos dispositivos cuesta 15 mil dólares. Si están interesados en conocer más de está tecnología, pueden visitar la página oficial del producto.

vía IFLScience

fuente Yvonne Felix (YouTube)

temas