La medida busca ayudar a la ecología y evitar seguir aumentando el cambio climático.

Siguiendo los pasos del gobierno de Francia, Reino Unido anunció que se pondrá como meta eliminar de sus calles los coches que funcionan con gasolina o diesel. Para lograr ese objetivo, el gobierno a cargo de Theresa May anunció que quieren eliminar paulatinamente la venta de vehículos que funcionan con combustibles fósiles, hasta prohibirlos completamente en el 2040.

El gobierno británico tomó la medida luego de que la Unión Europea los metiera (junto a Francia y Alemania), en la lista de los países que tienen más mala calidad del aire en el continente.

La medida forma parte del nuevo plan de lucha contra la contaminación del aire, que busca mejorar la calidad del aire del Reino Unido y reducir el riesgo ambiental al limitar las emisiones de dióxido de nitrógeno, todo con el fin de mejorar la salud pública. El gobierno británico gastará en el programa 3 mil millones de libras esterlinas (3,900 millones de dólares) para adaptar todo el transporte público a las nuevas medidas. Para poder lograrlo se instaurará un nuevo impuesto que afectará a los conductores de autos que funcionan con gasolina o diesel, liberando de la obligación a los autos eléctricos.  El plan también contempla subvenciones a la compra de vehículos eléctricos y a la destrucción de vehículos usados.

En mayo, el gobierno publicó una primera versión del plan de lucha contra la contaminación del aire, que proponía desarrollar “zonas de aire puro”, a las que los automóviles que no cumplieran con determinados criterios anticontaminación solo podrían acceder pagando una cuota.

Greenpeace se mostró inconforme con el anuncio, indicando que pusieron una fecha demasiado lejana, por lo que la calidad del aire no mejorará de manera correcta.  También señalaron que el presupuesto que asignó el gobierno para sacar adelante el proyecto es muy raquítico.

La medida será un duro golpe para las automotrices que no realicen un cambio veloz a los modelos eléctricos, sobre todo porque el Reino Unido es uno de los mercados más importantes en la venta de autos.

fuente engadget

temas