La histórica medida ayudará a la ecología.

De manera inesperada el gobierno francés a cargo del presidente Emmanuel Macron anunció que prohibirá la venta de automóviles que funcionan con gasolina y diesel. Para permitir que la transición no tome desprevenido a nadie, la medida comenzará a operar a partir del 2040.

“Hoy estamos anunciando el fin de la venta de coches con gasolina y diesel para el 2040. Un movimiento que es una verdadera revolución. Sabemos que será una meta difícil para los fabricantes de automóviles, pero la industria está preparada para hacer el cambio. Nuestros fabricantes tienen suficientes ideas para conseguir esta promesa … que también es un problema de salud pública. Esta es una forma de luchar contra la contaminación del aire”, anunció Nicolas Hulot, el ministro de ecología francés.

En cuanto a las automotrices, el gobierno francés dijo que cuenta el respaldo de Volvo, la fabricante europea, que anunció que dejará de producir automóviles que trabajan con gasolina en el 2019.

Francia no es el primer país europeo que toma una medida similar, pero sí uno de los más importantes. Anteriormente Noruega emitió un decreto similar, anunciando que prohibirán la venta de este tipo de vehículos en el 2025. Holanda se puso la misma fecha limite para la prohibición. Mientras que Alemania, o por lo menos algunos de sus estados, también emitieron decretos en conjunto similares, y pretenden hacer efectiva la medida en el 2030.

fuente The Guardian

temas