Un programa secreto del Departamento de Defensa de EE. UU. buscaba OVNIs desde 2007.

Lo que verán a continuación no fue tomado por una aficionado, no es parte de ninguna serie o película, y tampoco es de algún programa de televisión conducido por Jaime Maussan. Este video forma parte de un extenso reportaje de The New York Times sobre los recursos financieros que el gobierno de Estados Unidos ha dedicado a un programa militar que investiga amenazas provenientes de objetos voladores no identificados (OVNIs).

El material fue recientemente desclasificado por el Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas del Departamento de Defensa de Estados Unidos, y muestra el encuentro entre un caza F/A-18 Super Hornet con un objeto desconocido. 

En el audio se escucha a los tripulante de los F-18, el comandante David Fravor y el teniente comandante Jim Slaight, tratando de averiguar qué es lo que están viendo.

“Había algún tipo de aeronave blanquecina flotando que tenía alrededor de 12 metros de largo y forma ovalada. La nave estaba moviéndose de forma errática, sin moverse en una dirección específica”, dijo el comandante Fravor al New York Times.

Minutos antes de que pudieran grabarlo, el objeto se había aproximado a su avión y, de acuerdo al comandante, “aceleró como nunca antes había visto” para luego desaparecer y reaparecer nuevamente, 90 kilómetros más adelante.

“No tengo idea de lo que vi. No tenía plumas, alas o rotores, y superó a nuestros F-18. Lo que sí tengo claro es que me gustaría volar uno de esos”, dijo el comandante.

El programa inició en 2007, por petición del Senador de Nevada, Harry Reid, y terminó en 2012 por falta de fondos. Sin embargo, continuó operando bajo el liderazgo de Luis Elizondo, un oficial de inteligencia militar. Elizondo renunció en octubre de este año al no poder conseguir fondos para continuar con el trabajo.

The New York Times reveló que la mayor parte del dinero con el que se financió este programa que se había mantenido en secreto provenía de una empresa de investigación aeroespacial dirigida por un empresario multimillonario y viejo amigo de Reid: Robert Bigelow. Actualmente, Bigelow trabaja con la NASA en la producción de aeronaves y está un convencido de la existencia de la vida extraterrestre inteligente y de que los OVNIs han visitado la Tierra.

Durante los últimos 5 años el programa gastó 22 millones de dólares y, según el propio Departamento de Defensa, este vide es la única prueba obtenida que no han podido aclarar.

fuente The New York Times

temas