Nvidia compra ARM por 40 mil millones de dólares

Nvidia compró la compañía más importante de procesadores en el mundo por 40 millones de dólares.
(Foto: Nvidia)

Se acaba de realizar una de las operaciones más importantes del año: NVIDIA, el gigante verde de las unidades de procesamiento, acaba de adquirir a su mayor competidor en la industria de los chips, ARM, por una suma de 40 mil millones de dólares.

También te recomendamos: Nvidia presenta sus nuevas RTX 3000: precio, fecha de lanzamiento y qué hay de nuevo en ellas

Con este movimiento, NVIDIA está reforzando su poderío en el sector tecnológico con una compañía cuya CPU y arquitectura está integrada en cada smartphone y cada gadget, como las Nintendo Switch, incluidos los iPhone, que recientemente sustituyó los procesadores de Intel por los de ARM. Pero la apuesta de NVIDIA va más allá de la creación de un ecosistema más amplio de microprocesadores, sino combinará  “las capacidades de computación de IA de NVIDIA con el vasto ecosistema de la CPU de Arm”, para  “avanzar en la computación desde la nube, teléfonos inteligentes, PC, acutos autónomos y robótica, hasta el borde de IoT y expandir la computación de IA a todos los rincones del mundo”, explicó Jensen Huang, fundador y director ejecutivo de NVIDIA.

“La IA es la fuerza tecnológica más poderosa de nuestro tiempo y ha lanzado una nueva ola de computación”, dijo Jensen. . “En los años venideros, billones de computadoras que ejecutan IA crearán un nuevo Internet de las cosas que será miles de veces más grande que el Internet de las personas de hoy. Nuestra combinación creará una empresa en una posición fabulosa para la era de la IA”.

La sede de ARM permanecerá en Cambridge, conservará su nombre y continuará operando bajo el mismo modelo de  licencia abierta. Según los reportado por la compañía, NVIDIA invertirá en una supercomputadora de IA de última generación impulsada por un brazo, instalaciones de capacitación para desarrolladores y una incubadora de empresas emergentes.

La aprobación regulatoria de la transacción podría demorarse hasta 18 meses,  hasta que Reino Unido, Estados Unidos, China y la Unión Europea aprueben la compra.