Elon Musk advierte de los peligros de la inteligencia artificial

OpenAI, la inteligencia artificial de Elon Musk, venció a los mejores jugadores de Dota 2.

Desde que en 1968 el astrónomo canadiense David Levy afirmó (apostó, de hecho) que ninguna computadora de ajedrez sería capaz de derrotarlo en diez años, las competencias entre hombre y máquina en han sido una cosa común, ayudando a dar saltos de una generación a otra en cuanto a informática se refiere.

Una nueva historia de esta interminable batalla tuvo lugar el fin de semana durante International Dota 2 Championships, la competencia internacional más importante de Dota 2. Y es que fue ahí en donde un bot creado por OpenAI, la compañía inteligencia artificial de Elon Musk, se enfrentó a dos veteranos jugadores de Dota 2… y los hizo trizas.

El encuentro no fue oficial durante el torneo, sino una exhibición en la que Open AI se impuso en una serie al mejor de tres enfrentamientos contra Dendi, uno de los jugadores más conocidos en el circuito de Dota 2. En una parte de la exhibición, uno de los desarrolladores de la inteligencia artificial afirmó: “Dota 1V1 es un juego complejo con información oculta. Los agentes deben aprender a planear, atacar y engañar a sus oponentes. La correlación entre la habilidad del jugador y las acciones por minuto no es fuerte y, de hecho, las acciones por minuto de nuestra inteligencia artificial son comparables con el del jugador humano común”.

Elon Musk, el CEO de OpenAI, celebró la victoria de su bot y en su cuenta personal de Twitter escribió lo siguiente: “OpenAI es el primero en derrotar a los mejores jugadores del mundo en eSports competitivos. [Estos juegos] Son mucho más complejos que los juegos de mesa tradicionales como el ajedrez y el Go.”

Sin embargo, Musk también aprovechó, de manera irónica,  para advertir sobre la necesidad de regular los avances en la inteligencia artificial: “Si ustedes no están preocupados por la seguridad de la inteligencia artificial, deberían. Es más riesgoso que Corea del Norte.”

Elon acompañó su tuit con la imagen de una campaña de rehabilitación para apostadores en la que puede leerse “Al final las maquinas ganarán”, frase que sacada de contexto alteró a muchos estadounidenses que ven en las declaraciones el inicio de la tercera guerra mundial; sobre todo por el ambiente que han generado las declaraciones de Donald Trump y Kim Jong-un.

Musk dedicó tiempo para responder algunas dudas generadas a raíz de sus declaraciones. Afirmó que el mayor impedimento para reconocer el peligro de la inteligencia artificial “son los que están tan convencidos de su propia inteligencia que no pueden imaginar a nadie haciendo lo que ellos no pueden” y que no se trata de regular lo que pudiera hacer un hacker en una noche. “Es mucho más complejo que eso –respondió Elon en Twitter. Requiere un equipo con los mejores investigadores del mundo en inteligencia artificial, con recursos informáticos masivos (para lograrlo).”

Aunque las declaraciones de Musk podrían sonar alarmantes, no lo son. En realidad, Elon Musk habla de una regulación que se compara con la de los autos o los aviones: “A nadie le gusta ser regulado, pero todo (coches, aviones, alimentos, drogas, etc.) lo que es un peligro para el público está regulado. La Inteligencia Artificial también debería.”

Recordemos que Musk está en una cruzada contra las empresas que no quieren regular sus proyectos de inteligencia artificial. Recientemente tuvo roces con Mark Zuckerberg, días antes que la inteligencia artificial de Facebook tuviera un “incidente”.

fuente Elon Musk (Twitter)

temas