La compañía japonesa nos deja ver un hipotético coche que no podría tardar tanto en volverse una realidad.

Honda no quiere verse rebasada por la competencia, y por eso anunció que ya está trabajando en un interesante auto deportivo eléctrico con una potente inteligencia artificial.

Se trata del Honda Sports EV, un concepto presentado en el Salón del automóvil de Tokio con un diseño más que interesante. La apariencia del Sports EV es un homenaje a los primeros modelos de Honda, los cupés S600 y S800, que se pusieron a la venta en la década de los 60. El auto es muy parecido al Urban EV, otro concepto que, por su buena acogida, comenzará a fabricarse en el 2019.

Lo más interesante del auto deportivo es su inteligencia artificial, que le permite mostrarán saludos, conocer las emociones del conductor, dar consejos a otros conductores en la carretera, actualizaciones desde su parrilla y volver más intuitivos los comandos de voz. Además, el logotipo de Honda aparece iluminado tanto en la parte frontal como trasera, algo que será un sello distintivo que tendrán todos los coches cero emisiones de la compañía.

El Urban EV será exclusivo del mercado europeo y asiático, por lo que es casi seguro que el Sport EV tenga el mismo destino, e incluso podría nunca salir a la venta y mantenerse sólo como un concepto.

fuente The Verge

temas