Google Maps: cómo activar el modo oscuro paso por paso

Así es como puedes activar, paso por paso, el nuevo modo oscuro de Google Maps para que dejes de quemarte los ojos con su interfaz
Google Maps ahora tiene un modo oscuro | Fuente: Google

El mundo es mucho más sencillo para todos desde que Google nos introdujo a Maps, su servicio de geolocalización. Esta herramienta ya tiene sus años pero sigue mejorando y modificándose. Esta vez, introdujo su modo oscuro y así es como puedes activarlo paso por paso.

Antes que nada, hay que aclarar que esta actualización, con la que se le puede configurar su modo oscuro, solo está disponible para Android de momento. Aunque el soporte para iOS no tiene ningún problema, también es un hecho que Google prioriza a su propio Sistema Operativo antes que al de la competencia.

Google Maps incluyó un tema oscuro predefinido | Fuente: Google

Activarlo es bastante sencillo y no busca otra cosa que simplemente cambiar la interfaz de un tema dominado por blancos y brillantes, a uno dominado por negros y grisáceos. Para hacerlo no necesitas más que seguir esta ruta:

  1. Entra a Google Maps
  2. Ingresa al menú principal (este se encuentra en el ícono de la esquina superior derecha que muestra tu foto de perfil)
  3. Accede al menú “Ajustes”
  4. Dentro de este menú ingresa a “Tema”
  5. Selecciona el tema oscuro

Una vez que hayas realizado todos estos pasos podrás ya utilizar la nueva interfaz, que estará desplegada de manera automática con sencillamente seleccionar la opción. Ten en cuenta que esto cambiará la forma en que observas todas las cosas, por lo que puede resultar un tanto confuso al principio.

Sin embargo, Google tiene perfectamente optimizados sus modos oscuros para que sean lo más intuitivos posibles para el usuario. Esta interfaz es similar a la que ya existe en el modo nocturno de Google Maps, así que puede que también ya estés ligeramente acostumbrado a ella.

Así se ve el modo oscuro de Google Maps | Fuente: SmartTechGuys

Este, así como los demás temas oscuros de Google, están pensados para ser usados en entornos con baja luz. Suelen dañar menos la vista porque la cantidad de brillo que arrojan al usuario es menos, aunque tiene otros inconvenientes como el poder generar fatiga visual si se usa por demasiado tiempo.

***

Google sabe todo de ti y nosotros todo de Google. Encuéntralo en nuestro canal de YouTube