El presidente de Estados Unidos no desaprovechó la oportunidad para presumir el hecho.

La automotriz Fiat Chrysler lanzó un comunicado anunciando que sus camiones Ram Heavy Duty dejarán de fabricarse en Saltillo, Coahuila, y comenzarán a producirse en el estado de Michigan, Estados Unidos, a partir del 2020. Junto con el anuncio, Fiat Chrysler infirmó que invertirá más de mil millones de dólares para modernizar la planta de ensamblaje de camiones Warren, ubicada en Michigan, para producir los Ram Heavy Duty.

De inmediato, el presidente de Estados Unidos Donald Trump felicitó a la automotriz y se congratuló por lograr que invirtieran en Estados Unidos y no en México.

“Más buenas noticias como resultado de las históricas reducciones de impuestos y reformas: Fiat Chrysler anuncia plan para invertir más de mil millones de dólares en una planta de Michigan, reubicando su producción de camiones pesados de México a Michigan, generando 2.500 nuevos empleos y pagando un bono de 2,000 dólares a los empleados de Estados Unidos”.

En un segundo tuit, presumió que la decisión de la compañía es producto de su política financiera:

“Chrysler trasladará una planta masiva de México a Michigan, revirtiendo años de una tendencia opuesta. Muchas gracias, Chrysler, una decisión sabia. Los votantes se Michigan están muy contentos de haber votado por Trump/Pence. ¡Muchos más los seguirán!”.

A diferencia del tono escandaloso del presidente de Estados Unidos, el representante de Fiat Chrysler en México matizó la decisión, aclarando que la planta de Saltillo dejará de producir los Ram Heavy Duty para fabricar un modelo nuevo, del que no se dieron pistas, sólo que será de “alcance global”, es decir, que se producirá en México, pero se venderá en todo el mundo. También negó que planeen despedir personal de la planta de Saltillo, y afirmó que la decisión se tomó porque el Ram Heavy Duty se vende más en Estados Unidos,

fuente Notimex

temas