Parece que uno de los alimentos del futur puede encontrarse en un obstáculo o, de plano, un alto. Una campaña ambientalista anunció que va a demandar a esta empresa por niveles de cadmio y plomo demasiado altos para un consumo sano.

Soylent es una bebida creada por Rob Rhinehart hace dos años, que contiene lo necesario para ser el equivalente a una comida entera. Se necesitan 5 botellas al día para estar bien alimentado y cada caja de 12 botellas (la nueva versión es embotellada, originalmente era polvo) cuesta 29 dólares.

Ahora, la campaña ambientalista As You Sow quiere demandar a Soylent bajo la ley de California que vela por el agua potable, llamada Safe Drinking Water and Toxic Enforcement Act of 1986. Esta ley regula los niveles de sustancias tóxicas en alimentos y bebidas y establece los límites por debajo del mínimo requerido para que alguien sufra daños.

La compañía de la bebida y polvo reconoce que sí tienen un nivel de plomo y cadmio un poco arriba del límite establecido por la ley, sin embargo, aseguran que su consumo no presenta ningún riesgo, ni siquiera para los infantes. A su vez, dicen que los rastros de estas sustancias se encuentran en todos lados, por lo que no hay razón para alarmarse.

La empresa reconoció que en todo caso no tiene porqué cambiar la composición del producto, sino simplemente agregar una etiqueta que exige la ley, la cual diría: “WARNING: This product contains chemicals known to the State of California to cause cancer and birth defects or other reproductive harm” es decir, “PELIGRO: este producto contiene químicos que el Estado de California sabe que pueden causar cáncer y defectos de nacimiento u otros daños reproductivos.”

Así que, si todo sale bien para el negocio del visionario Rob Rhinehart, los alimentos del futuro sí permanecerán en el presente.

fuente The Guardian

temas