Científicos alertan por nueva cepa de coronavirus más contagiosa que el Covid-19

Científicos alertan por el descubrimiento del coronavirus D614G, una cepa localizada en Europa y que es más contagiosa que el Covid-19
(Reuters)

Científicos de la Universidad de Carolina del Norte y de la Universidad de Wisconsin-Madison, encontraron un nueva cepa de coronavirus, la cual denominaron D614G. El origen de esta se rastreó en Europa y, según el estudio de su descubrimiento, es mucho más contagiosa que el Covid-19.

Un estudio científico publicado en la revista Science mostró el surgimiento de la cepa D614G, una variación del coronavirus que conocemos, pero que es más contagiosa y tiene una capacidad mucho más alta para propagarse entre organismos vivos.

Asimismo, los científicos explicaron que esta se originó en Europa, dejando de lado la posibilidad de que sea una descendiente del SARS-CoV-2, que tiene su origen en Asia. Sin embargo, a pesar de su peligrosa velocidad de propagación, no es más letal que el Covid-19, responsable de la pandemia que enfrentamos actualmente.

(Foto: Getty Images)

“La cepa D614G se replica más rápido y es más contagiosa que el virus originario de China, que se propagó cuando comenzó la pandemia. D614G podría permitir la mejora dependiente de anticuerpos (…) esta mutación puede ser más transmisible (lo suficientemente mala, sin duda), pero no parecen más letales una vez que un paciente ha sido infectado”

El análisis de esta cepa se hizo con experimentación en laboratorio con animales, mediante las cuales se encontraron algunas similitudes entre ambas. Sin embargo, su estudio, prevención y contención, será completamente ajena a la que se tiene del Covid-19.

Sin embargo, esta cepa fue localizada mientras ocurre el segundo caso masivo de brotes en Europa y gran parte del mundo, exceptuando Asia del Este y África, por lo que se requiere atender de manera inmediata si se detecta en cualquier zona del continente.

(Foto: Getty Images)

Los científicos también explicaron que este coronavirus responde de manera mucho más positiva a los tratamientos que se administraron, reduciendo casi por completo su letalidad, pero teniendo aún el riesgo inminente de una alta velocidad de contagio.