No se dieron a conocer las cifras de la negociación entre ambas partes.

A través de su blog oficial, Microsoft anunció el fin de la batalla legal que sostenía con Samsung, debido al incumplimiento de un acuerdo de patentes firmado en 2011.

La disputa se remonta a agosto del año pasado, cuando Microsoft acusó a Samsung de romper un contrato, donde el fabricante surcoreano se comprometía a pagar regalías por las patentes de la compañía de Redmond empleadas en el sistema Android. Sin embargo, Samsung argumentó que la compra de Nokia por parte de Microsoft violaba su acuerdo, de tal forma que dejó de pagar los derechos por cada teléfono vendido.

Los detalles y montos del arreglo son confidenciales, así que no sabemos si Samsung seguirá pagándole regalías a Microsoft o si se cerró alguna otra clase de acuerdo. Por ahora basta con saber que la pelea legal entre los dos gigantes tecnológicos ha terminado.

fuente Microsoft Blog

temas