La compañía desarrolladora presentó ante la Oficina de Patentes y Marcas de los EStados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) una solicitud en la que desiste de su intento por registrar como propia la palabra “candy”.

King, la empresa dueña de Candy Crush Saga, ha retirado su solicitud de registro de marca para la palabra “candy” en los Estados Unidos. La decisión de la compañía se da después de que King se ganara la desaprobación de decenas de desarrolladores que vieron en su intento de registro un acto ofensivo, al considerar que una palabra de uso común no puede estar asociada a una marca. Por ello se inició una campaña entre desarrolladores independientes para que cualquier juego que crearan, sin importar el género, llevara en el título la palabra “candy” como forma de protesta ante la actitud de la compañía.

Asimismo, la mala publicidad en contra de King se había extendido cuando se conoció, a principios de este mes, una demanda por el plagio del concepto de un juego llamado CandySwipe, del que presuntamente habían tomado elementos esenciales para desarrollar Candy Crush. Todo hacia suponer que Albert Ransom, creador de CandySwipe, ganaría la demanda en contra de King, pero la empresa realizó una táctica sucia que desbarató la demanda y le ganó el repudio de mucha gente. De hecho, muchos seguidores del caso mostraron su apoyo a Ransom dejando cientos de comentarios y calificaciones positivas de 5 estrellas para su juego en Google Play.

La decisión por desistir de registrar la palabra “candy” puede estar asociada a la inminente llegada de la compañía a Wall Street, pes con esto se buscaría limpiar  la imagen de la empresa ante la opinión pública.

King emitió un comunicado donde señala:

“King ha retirado su solicitud de marca para la palabra ‘candy’ en los Estados Unidos, misma que habíamos solicitado desde febrero del 2013, mucho antes de que compráramos los primeros derechos de Candy Crusher. Sabemos que cada mercado en donde operamos es diferente con respecto a la propiedad intelectual. Creemos que tener los derechos de Candy Crusher es la mejor opción para proteger los derechos de Candy Crush en el mercado de los Estados Unidos. Esta decisión no afecta a nuestra marca y seguiremos tomando todas las medidas apropiadas para proteger nuestra propiedad intelectual.”

A pesar de la noticia, la compañía informó que  mantendrá el registro de la palabra “candy” en la Unión Europea.

vía Fast Company

fuente USPTO

temas