La compañía subió al escenario de uno de los eventos más importantes del año para mostrar sus próximos lanzamientos.

El día de hoy comenzó la feria IFA de Berlín y Samsung aprovechó los reflectores del evento para presentar sus nuevos productos de cara al final del año. Tal y como se esperaba, los coreanos traían bajo el brazo varios anuncios importantes, incluyendo uno relacionado con la realidad virtual.

Galaxy Note 4

Galaxy-Note-4

Lo primero en aparecer en el escenario fue la Galaxy Note 4, la nueva versión de la phablet de Samsung que trae consigo varias mejoras interesantes.

El teléfono ahora incluye un marco de aluminio, mientras que en la parte trasera sigue siendo de policarbonato, material que simula una textura de piel. Al igual que los modelos anteriores, también trae consigo un stylus llamado S-Pen, el cual ha duplicado su sensibilidad. Además, también se han heredado algunas características del Galaxy S5, como el sensor S-Health y el sensor de huella digital en el botón de inicio.

Tiene una pantalla Super AMOLED de 5.7 pulgadas con resolución Quad HD (2,560 x 1,440 píxeles), la densidad del panel es de 515 ppp y alcanza un espectro del 90% RGB. En cuanto a su potencia, el Galaxy Note es un monstruo con su procesador Qualcomm Snapdragon 805 de cuatro núcleos a 2.7 GHz o un Exynos 5433 de 8 núcleos (1.9 Ghz quad + 1.3 Ghz quad), según el país en el que salga.

Galaxy-Note-4.-02

El dispositivo llegará en versiones 32 y 64 GB, con opción para expandirse con una tarjeta microSD (hasta de 64 GB). La memoria RAM es de 3 GB, su cámara principal de 16 MP con estabilización y apertura de f/1.9, mientras que la cámara frontal tiene un sensor de 2.7 MP. Finalmente, el la batería tiene una capacidad de 3,220 mAh con sistema de carga rápida (50% en apenas 30 minutos).

Se espera que el Galaxy Note 4 llegue en octubre, estando disponible en colores blanco, negro, rosa y dorado. De momento no se ha confirmado su precio.

Galaxy Note Edge

Galaxy-Note-Edge

Sin duda, una de las sorpresas de la presentación fue el Galaxy Note Edge. Se trata de un dispositivo con las mismas especificaciones de la Note 4 (con excepción de la pantalla que es de 5.6 pulgadas), pero con una característica muy particular: en su borde derecho la pantalla es curva.

Ya anteriormente habíamos visto algunos detalles de este tipo de pantallas, y ahora Samsung finalmente ha decidido llevar su producto al mercado. La idea es que esta sección sirva para ver notificaciones (correos, redes sociales, etc.) y tener acceso directo a algunas aplicaciones, ya que podrá mantener encendida independientemente de la pantalla principal.

El reto es que los desarrolladores se interesen en esta función, pues lo verdaderamente útil ver cómo las apps de terceros le sacan jugo. De momento, Samsung ya ha liberado el SDK para todos aquellos que estén interesados. Al igual que su “hermano mayor”, el Galaxy Note Edge llegará a las tiendas en octubre por un precio todavía sin especificar.

Gear VR

Gear-VR

Desde hace tiempo veníamos escuchando los rumores sobre las gafas de realidad virtual de Samsung, las cuales fueron presentadas finalmente el día de hoy. Su nombre es Gear VR y es un accesorio que funciona exclusivamente con el Galaxy Note 4, algo parecido a lo que vimos con la Google Cardboard.

El aparato ha sido desarrollado con la tecnología de Oculus Rift, tiene acelerómetro, giroscopio, sensores de proximidad, entrada microUSB y tarjeta microSD con contenidos precargados. Al estar integrado con el Galaxy Note 4, la pantalla es inmejorable: Super AMOLED de 5.7 pulgadas con resolución de 2,560 x 1,440 píxeles. Eso sí, la desventaja es que necesita del smartphone para funcionar.

Gear VR ofrece un campo de visión de 96 grados y una latencia menor a 20 ms. Su estructura es de plástico y tiene varios controles físicos: volumen, botón de “regreso” y touch pad Por ahora sólo se sabe que será lanzado a finales de año, mientras Samsung trabaja en acuerdos para llevar contenido a su visor de realidad virtual.

temas