El nuevo teléfono insignia de Apple podría retomar el cristal de los viejos modelos.

¿Qué sería de nosotros sin los rumores? Como diría el escritor francés Andrés Maurois, nunca se hablaría de nada. En la misma semana que se cumplieron 10 años de la aparición del primer iPhone, el sitio taiwanés DigiTimes informó –gracias a fuentes no reveladas– que Apple ha abandonado al fabricante Foxconn y ha comenzado a hacer pedidos de marcos de acero inoxidable a su socio Jabil.

La última vez que Apple optó por este tipo de acabado fue con el iPhone 4S, después utilizó un chasis de aluminio para los siguientes modelos. Esta noticia parece lógica si se confirma que Apple ya no tendrá relación con Foxconn, quien se encargaba de fabricar la pieza de aluminio. A esto, sumémosle los rumores que apuntan a que el iPhone 8 tendrá un cuerpo de cristal.

Se espera que para su décimo aniversario el teléfono cuente con tres tamaños diferentes, una pantalla OLED y que se pueda cargar de forma inalámbrica. Si todo sale bien, el nuevo teléfono de la manzana debutará en septiembre de este año.

vía The Next Web

fuente DigiTimes

temas