La NASA ya trabaja en una actualización de software que podría solucionar el problema.

Han pasado 10 años desde que el rover Opportunity de la NASA llegó a Marte, y parece que el tiempo finalmente le está cobrando la factura. De acuerdo con la agencia espacial, el robot explorador está sufriendo problemas de memoria, que dificultan su trabajo debido a que no almacena correctamente la información que recopila todos los días en el planeta rojo.

Para entender cuál es el problema es necesario saber que Opportunity tiene dos tipos de memoria: volátil y no volátil. La primera es similar a la RAM de una computadora, ya que sólo guarda datos mientras el equipo está encendido y una vez que éste se apaga todo se elimina; mientras que en el caso de la memoria no volátil, se trata de algo más como un disco duro, que mantiene disponible los archivos en todo momento.

En el caso del explorador de la NASA, su memoria no volátil es la que presenta fallas, por lo que es imposible almacenar nueva información y, en ocasiones, provocando reinicios inesperados del sistema. Por ello los ingenieros de la agencia ya trabajan en una posible solución. La idea es actualizar el software de Opportunity para que “ignore” el sector dañado en su memoria, y así continuar utilizando el espacio funcional.

Se espera que el proceso de reparación dure un par de semanas, aunque no es seguro que vaya a funcionar. Ahora sólo resta esperar a que los expertos de la NASA logren darle otra oportunidad (pun intended) al rover que originalmente sólo estaba pensado para tener una vida útil de tres meses.

fuente Discovery News

temas