Parecen hojas de papel, pero en realidad son máquinas transformables.

Un grupo de investigadores del MIT y el Wyss Institute de la Universidad de Harvard han desarrollado un nuevo modelo de robots, cuya principal característica es su capacidad para doblarse. Inspirados en el arte japonés del origami, los científicos lograron hacer que en apenas unos minutos, las máquinas pasen de tener una estructura plana a contar con cuatro patas para caminar.

Estos pequeños Transformers son el resultado de 40 prototipos, que luego muchas pruebas han conseguido perfeccionarse en este último modelo. Su estructura está hecha de una hoja papel y poliestireno, dos motores, dos pilas y un microcontrolador.

Robot origami 02

Cuando los robots reciben de la orden de desplegarse, el circuito produce calor en los pliegues de la hoja (el suficiente para que no se quemen), lo que hace que el poliestireno reaccione y se doble. De esta forma, los aparatos logran levantarse sobre sus patas y pasados unos minutos, ya que el material se ha enfriado, pueden caminar hasta una velocidad de 5 centímetros por segundo.

Gracias a su innovador diseño, estos aparatos podrían convertirse en un nuevo formato de autómatas que además de ocupar poco espacio al ser planos, también son baratos y resistentes. De hecho, sus creadores piensan que con ayuda de la tecnología de impresión 3D, los robots “origami” podrían fabricarse prácticamente en cualquier lugar para toda clase de aplicaciones.

vía New Scientist

fuente Wyss Institue

temas