Los primeros mil androides que salieron a la venta en Japón se agotaron de inmediato.

Hace un año les presentamos a Pepper, un robot humanoide desarrollado en conjunto por la empresa japonesa SoftBank y la francesa Aldebaran Robotics.

El robot llamó la atención por ser, de acuerdo con sus creadores, capaz de “expresar sentimientos humanos”, los cuales va aprendiendo con el uso diario. El robot puede consolar a los depresivos, así como contar chistes, convirtiéndose en el robot ideal para hacer compañía a los ancianos y los forever alone de todas las edades.

Pepper había podido verse en algunas exclusivas tiendas departamentales de Japón ayudando a los clientes a realizar sus compras. Pero fue hasta este fin de semana que las primeras 1,000 unidades del androide salieron a la venta a un precio aproximado de 1,740 dólares.

Pepper-robot
El androide puede sostener conversaciones y mejorar su interacción con su usuario

El carismático robot cuenta con un software especial que le permite conectarse a la nube, desde la cual puede compartir información con otros robots similares y perfeccionar así su sistema de aprendizaje, lo que le permitirá ser cada vez más natural en sus respuestas ante las emociones humanas. Además cuenta con una tablet incrustada en su pecho desde la que se le pueden dar instrucciones sencillas, como servir la mesa, tomar fotos o cambiar de canal la televisión. El primer modelo puede entender 4,500 palabras (en japonés, obviamente), conversar con su dueño, retener recuerdos por 20 años y aparentar emociones.

Todas las unidades del pequeño Pepper se vendieron en apenas un minuto, demostrando la necesidad de atención de la comunidad japonesa y claro, también su interés por las nuevas tecnologías. SoftBank indicó que esperan comenzar a vender en otros mercados el androide sentimental a finales de año, siendo China el primer país fuera de Japón en el que se podrá comprar uno de estos robots.

vía Mashable

fuente The Japan Times

temas