El famoso perro robot de Sony está de regreso, pero no será nada barato.

Hace casi 20 años Sony anunció que estaba trabajando en Aibo, una especie de mascota del futuro que “revolucionaría la manera en que convivíamos”. A pesar de que la compañía presentó un prototipo de Aibo desde 1998, tuvimos que esperar hasta 1999 para el lanzamiento de la primera línea comercial de Aibo, que imitaban el comportamiento y apariencia de los perros domésticos (aunque también se lanzó una versión felina y una humanoide).

El robot se mantuvo sin cambios durante años, hasta que, durante una crisis de resultados económicos en el 2006, Sony anunció que dejaría de fabricar los Aibo. A más de 10 años del fin de la marca, Sony nos sorprendió anunciando una nueva generación de Aibo.

De entrada sorprende que el nuevo Aibo tiene, como mayor signo distintivo, una apariencia menos abstracta, aunque con un diseño lo que hace parecer un perro de caricaturas. El nuevo Aibo es muy diferente también en los aspectos técnicos y funcionales a su versión anterior. Ahora cuenta con más de 20 ejes de movimiento, que le permiten tener un comportamiento más fluido, aunque todavía lejos de la agilidad de un perro normal.

Además sus “ojos” son en realidad dos pantallas OLED, que le permiten expresar sentimientos de manera realista. Gracias a varios sensores, puede cambiar su sentido de animo de acuerdo con lo que pasa en su entorno, aprendiendo las costumbres de sus usuarios.

“El nuevo Aibo puede formar un vínculo emocional con los miembros de la familia, al mismo tiempo les proporciona amor, afecto y la alegría de nutrir y criar a un amigo”, indica Sony.

Por si fuera poco, el robot puede conectarse a la nube para conectarse a un sistema de deep learning canino. Desde una app llamada My Aibo se puede configurar varias funciones del can robótico, además de usar los ojos del Aibo para tomar fotos, y descargar “trucos” desde una tienda virtual. Finalmente, el perro robot cuenta con una batería que le permite tener dos horas de autonomía.

Precio y lanzamiento

El nuevo Aibo ya puede apartarse en Japón a partir de hoy, tendrá un precio de 1,700 dólares y comenzará a entregarse el 11 de enero del 2018. Pero, al comprarlo, también se debe de solicitar una subscripción obligatoria a SoftBank’s Pepper, que cuesta 26 dólares al mes. Esto le brinda conectividad Wi-Fi y LTE al animal robótico. Sin duda un gasto importante, pero esos tiernos ojos lo valen.

fuente Sony

temas