¿Quién dice que una patineta no puede ser un vehículo de alta velocidad?

Los famosos récords Guinness tienen una nueva marca mundial en sus libros, luego de que un temerario sujeto de 32 años lograra alcanzar una velocidad de 95.83 km/h sobre una patineta eléctrica. Mischo Erban es el nombre de este experto en patinetas nacido en Canadá y criado en República Checa, quien aparentemente no le tiene miedo a las caídas, al menos cuando se trata de hacer historia.

El récord se consiguió a bordo de una patineta NEXTBoard, la cual funciona con cuatro motores Scorpion (uno en cada rueda) y dos baterías Tattu 6S, que le permiten recorrer una distancia de 10 a 15 kilómetros con una sola carga. La startup eslovaca Next Generation Vehicles fue la encargada de fabricar esto que llaman un “vehículo deportivo”, que por cierto, les tomó dos años desarrollar.

Así, Erban se subió a la patineta equipado con un casco, un traje protector y una cámara GoPro. Luego recorrió una recta de 100 metros en el aeropuerto de Portorož en Piran, Eslovenia, donde consiguió imponer la nueva marca de velocidad, justo antes de terminar en una aparatosa caída que por fortuna no pasó a mayores.

Pueden ver a continuación el video en el que se documenta esta hazaña, que ya forma parte del libro de récords Guinness:

fuente Guiness World Records

temas