Ya pudimos probar el nuevo Nexus con todo y Android Lollipop.

Esta semana finalmente llegó a México el nuevo Nexus 6, la más reciente versión del smartphone insignia de Google. Como cada año, la compañía ha renovado la línea Nexus con la idea de ofrecer la mejor experiencia Android en el mercado, sin embargo, esta vez Google ha subido la apuesta con la idea de tener un dispositivo que también resulte atractivo para aquellos que buscan grandes prestaciones de hardware.

Hace unos días pudimos tener un primer encuentro con el teléfono, así que como preámbulo de lo que será un análisis a fondo, acá están las primeras impresiones que nos dejó el nuevo Nexus 6. Y, de paso, también la más reciente versión de Android.

Más grande, más fuerte

Nexus-6-5

Luego de que el Nexus 5 llegara bajo la firma de LG, se decidió que esta vez el fabricante del nuevo modelo sería un viejo conocido de Google: Motorola. Así, el diseño del Nexus 6 es prácticamente un clon del Moto X (2014), con una estructura ligeramente curva, marco de metal, bordes redondeados, bocinas frontales y cámara trasera con flash dual en el anillo. La única diferencia: la palabra “Nexus” marcada en la parte posterior.

No es queja. Si algo bueno hizo Motorola al renovar el Moto X este año, fue mejorar la manufactura y darle un aspecto más premium. El Nexus 6 se ve bien y se siente fuerte sin ser para nada pesado, alejándose de los modelos anteriores que todavía tenían el aspecto de un gama media-alta. Por fin, Google logró que su smartphone tenga la apariencia que se espera en un dispositivo de su clase.

Pero el diseño no es lo único que ha cambiado, el Nexus 6 también es más grande, mucho más grande. Con una pantalla de 5.96 pulgadas, el teléfono da un salto en su línea para entrar en la categoría de los ahora populares phablets.

En lo personal, no me gustan los smartphones con pantallas tan grades, prefiero quedarme con la comodidad de las 5 pulgadas (como el Nexus 5). Tampoco es que el cargar el teléfono sea un maldito martirio, pero si como yo prefieres tener algo de espacio en el bolsillo del pantalón, entonces es muy probable que también te resulte algo incómodo. O tal vez sólo sea cuestión de acostumbrarse.

Con sabor a caramelo

Nexus-6-4

Dejando el hardware a un lado, una de las características más importantes del Nexus 6 es que se trata del primer smartphone del mercado que incluye Android 5 Lollipop, la nueva y flamante versión del sistema operativo móvil de Google. Por supuesto, el software que se incluye es un Android “limpio”, sin ninguna clase de capa o personalización. El sello de la casa, y la delicia de los puristas del androide verde.

Entre las novedades que se incluyen en Lollipop lo más importante es, sin duda, el nuevo Material Design. Los de Mountain View han renovado por completo la interfaz: gráficos planos, animaciones, otros iconos y una nueva tipografía. Pero no se trata de algo meramente estético, el funcionamiento también ha cambiado; todo se siente mucho más fluido, rápido e intuitivo.

Para notar la diferencia basta con acceder al menú de ajustes, ver las notificaciones o presionar el botón que muestra las aplicaciones abiertas. Android ya no es “sólo para nerds”, con Lollipop Google logra dar el esperado salto y ofrecer una plataforma verdaderamente amigable para todo público.

Las mejoras de esta nueva versión no quedan ahí, también hay otras novedades relacionadas con la autonomía y la seguridad, pero hará falta algo más de tiempo para probar su desempeño. Eso sí, pude darle un vistazo a la cámara y más allá de la calidad de las imágenes –que es buena pero no excelente–, me llamó la atención la velocidad con la que procesa las capturas: un toque y listo, al instante.

Ya les contaremos qué tal nos fue con el nuevo Nexus 6 luego de varios días de pruebas, mientras pueden ver un video en el que se aprecia más a detalle el diseño del nuevo buque insignia de Google:

temas