La compañía Powerlance acaba de subir un proyecto a Kickstarter para financiar la producción de un lote de tenis autoajustables.

A poco más de un mes para que lleguemos al 2015, el año en que Marty McFly viajó al futuro para –además de salvar a su hijo– encontrar películas 3D de Tiburón, automóviles voladores, así como hornos hidratadores y drones pasea perros, todos seguimos esperando un par de productos que fueron el sueño húmedo geek de finales de los ochenta y principios de los noventa: la patineta voladora y los tenis autoajustables. En el caso de la patineta voladora, gracias a un proyecto de fondeo, ya existe un prototipo real, la Hendo Overboard. En el caso de los tenis autoajustables, sólo existen rumores que apuntan a que Nike está trabajando para volverlos realidad el año entrante, pero nada oficial.

Otras compañías de calzado más pequeñas no quieren quedarse atrás y buscan que la fantasía de Robert Zemeckis y una legión de fans que creció con sus películas, se vuelva realidad. Por ello, Frederick Labbe y su Powerteam decidieron adelantarse a Nike y construyeron un prototipo de tenis autoajustables, al que han bautizado como Powerlace P-One, cuya producción buscan financiar a través de Kickstarter.

Powerlance-P-One-3
Al subir el talón se activa el disco que cierra y abre las cintas del tenis

Los tenis diseñados por Labbe y su equipo, a diferencia de los ficticios de Volver al Futuro II,  no utilizan ningún sistema eléctrico, sino un curioso mecanismo que utiliza el peso de su usuario para ajustarse sin necesidad de atar los cordones con las manos. Así, gracias a la presión ejercida en el talón, se activará un disco incrustado entre los pliegues de la plantilla y la suela  que a su vez se encuentra unido a los cordones del tenis, haciendo que estos se ajusten automáticamente.

Por el momento el proyecto de los Powerlace P-One lleva 5 días dentro de Kickstarter, logrando recaudar hasta ahora 46,918 dólares canadienses, aún lejos de su meta de 650,000 dólares canadienses (aproximadamente 577 mil dólares americanos). Si estás interesado en tener un par de estos tenis, visita el sitio de la campaña de fondeo y aporta un mínimo de 175 dólares canadienses (155 dólares). En caso de que se cumpla la meta, las Powerlace P-One comenzarán a entregarse en mayo del 2015.

Ya tenemos tenis autoajustables y patineta voladora, ¿para cuándo una nueva película de Tiburón?

fuente Kickstarter

temas