El nuevo visor de Oculus es también el más barato que ha fabricado hasta ahora.

En el marco de su conferencia anual para desarrolladores, Oculus presentó hoy el nuevo Oculus Go: un visor de realidad virtual que por fin no necesita estar conectado a una PC o a un teléfono. De hecho, el dispositivo no necesita estar conectado en lo absoluto, pues es completamente inalámbrico.

El Oculus Go se presenta como el hermano menor del Oculus Rift, es decir, un modelo de gama media que compensa su falta de potencia con un precio más accesible. Sin embargo el propio Hugo Barra, jefe de la división de Oculus en Facebook, aseguró que este nuevo modelo está equipado con muchas de las características de “nueva generación” en las que han estado trabajando para Rift.

Las gafas tienen un diseño renovado con materiales que las hacen más cómodas y fáciles de llevar durante largas horas de uso. El Oculus Go incluye una pantalla LCD con resolución WQHD de 2,560 x 1,440 pixeles que ofrecen una mayor claridad de imagen. Además también llegan con unos nuevos lentes que ofrecen el mismo campo de visión que el modelo Rift, e incluso tienen menos brillo que su antecesor.

¿Y el sonido? El Oculus Go integra un sistema de sonido ambiental en el propio visor, por lo que no será necesario contar con audífonos para escuchar. Finalmente, también incluye un control que es prácticamente idéntico al del Gear VR, pues el visor será compatible con todas las apps que ya están disponibles para el dispositivo de Samsung.

Precio y lanzamiento

El visor estará disponible en algún punto del 2018 por un precio de 199 dólares, aunque los primeros kits de desarrollo comenzarán a llegar en noviembre de este año.

Así, el Oculus Go se levanta desde ya como una de las opciones más atractivas en el mercado de realidad virtual, al menos en cuanto a relación precio-calidad se refiere.

fuente Oculus

temas