Nokia venderá su división de dispositivos de salud a su antiguo dueño

Nokia volvió a fracasar en su intento por volver a ser relevante en el mundo tecnológico.

A mediados del año pasado, Nokia decidió apostar por los dispositivos tecnológicos para la salud, producto de la compra de Withings en 2016). Pero ahora, gracias a un documento interno y una serie de capturas de pantalla de chats de los trabajadores de Nokia publicados por The Verge, sabemos que las ventas de los productos para la salud de Nokia fueron un fracaso.

En el documento filtrado, la directora de estrategia de Nokia, Kathrin Buvac, admite que las ventas no fueron significativas y no representaron un avance para las finanzas de la empresa finlandesa, a pesar de invertir fuertes cantidades de dinero en su desarrollo.

“Nuestro negocio de salud digital ha luchado por escalar y cumplir sus expectativas de crecimiento. Pero, en lugar de enamorarnos de nuestra tecnología, debemos ser honestos con nosotros mismos. Actualmente, no vemos un camino para que [Nokia Health] se convierta en una parte significativa de una compañía como Nokia”, indica Buvac en el documento filtrado.

A pesar de que Nokia invirtió mucho dinero en el desarrollo de sus productos, apenas recibieron atención de los medios y no alcanzaron a impactar al público consumidor por una pobre estrategia publicitaria. Ahora, con el casi inminente fin de la división de salud de Nokia y sólo licenciando la marca para smartphones y tablets (que ellos no fabrican), el negocio fuerte de Nokia se queda relegado a sus patentes, que les representan ingresos anuales de 23 mil millones de euros por conceptos de regalías.

Con este nuevo fracaso, los rumores sobre una fusión entre Nokia y Ericsson, dos exgigantes de la tecnología en horas bajas, podría concretarse en el mediano plazo.

fuente The Verge

temas