La tinta está pensada para aquellos que no estén seguros de querer pintar su piel durante toda la vida.

De vez en cuando estamos muy seguros de tomar una decisión, es posible que en ese momento sea la mejor a la que podamos disparar, pero nada nos asegura que con el paso del tiempo comience a brotar el arrepentimiento, quizá porque ese ciclo ya está atrás en la vida, o porque nuestros gustos han cambiado.

Eso ocurre muy a menudo con los tatuajes.

Pensando en ello, una compañía neoyorquina denominada Ephemeral, ha desarrollado un tipo de tinta que puede desvanecerse un año después de haberse realizado el tatuaje, de esta manera ofrece la oportunidad de arrepentirnos y esperar, o bien, realizarnos un retoque esta vez sí, permanente.

Tatuaje

De acuerdo con el co-fundador de Ephemeral, Anthony Lan, el sistema consiste en dos partes distintas: la primera es la tinta, como les expliqué antes, y la segunda es otra alternativa para quienes no puedan esperar ni un año para sacar el tatuaje o quieran retocarlo con algo distinto.

Lan explica que las tintas comunes son permanentes debido a que nuestro sistema inmune es incapaz de remover sus moléculas, así que la tinta de Ephemereal emplea moléculas más ligeras y las encapsula en una estructura esférica que no puede ser combatida por el sistema inmune, pero que una vez que es removida, permite que el tatuaje sea eliminado de manera natural. 

Por el momento, el proyecto está siendo probado pero hasta ahora ha funcionado. Se espera que haya un avance nuevo hacia el otoño del año entrante, ya incluyendo un estimado para los costos de la tinta, disponibilidad y otros detalles.

vía Tech Crunch

fuente Ephemeral Tattoos

temas