El primer viaje en una misión no tripulada ya está programado para 2018.

La NASA tiene claro que su próximo gran objetivo está en Marte, sin embargo, todavía falta un buen rato para que pueda enviar su primera misión tripulada. Antes de eso, la agencia espacial debe probar su nuevo y poderoso cohete, el cual se encargará de llevar a los primeros astronautas hasta el espacio profundo.

Hoy se realizó con éxito la segunda prueba de uno de los propulsores del llamado Space Launch System (SLS) que, según la NASA, será “el cohete más poderoso del mundo” cuando esté listo. El ensayo se realizó en el desierto de Promontory, Utah, donde el propulsor se mantuvo encendido a lo largo de dos minutos, alcanzando temperaturas de más de 3,300 grados centígrados.

Además de poner a prueba la capacidad de empuje y resistencia del propulsor, lo de hoy le permitió a la NASA obtener información de 82 objetivos críticos del propulsor. Los datos serán posteriormente analizados por los ingenieros de la agencia, y así certificar que el cohete está en condiciones de volar.

El plan de la NASA es que en el 2018 se haga la primera prueba del SLS en una misión no tripulada, esto con miras a que dentro de unos 15 años su cohete impulse la cápsula que llegue a Marte con los primeros humanos a bordo. A continuación, pueden ver el video completa de la prueba de hoy, en el que se puede apreciar a la distancia la magnitud y potencia del propulsor.

fuente NASA

temas