Se espera que el rumorado wearable de Microsoft por fin sea puesto a la venta antes de que inicie diciembre, uno de los mejores meses para venta de dispositivos tecnológicos.

Desde mediados de año surgió un rumor que apuntaba a que Microsoft estaba a punto de volver a entrar en el mercado de los relojes inteligentes, después del fracaso de SPOT, su primer apuesta con este tipo de productos en el 2004. En julio se reveló, gracias a documentos entregados por parte de la compañía de Redmond a la Oficina de Patentes de Estados Unidos(USPTO, por sus siglas en inglés), que el nuevo producto era más cercano a una pulsera inteligente que a un smartwatch.

Finalmente, de acuerdo con Forbes, Microsoft está a unos días de presentar oficialmente su nueva pulsera, esperando que esté en los anaqueles de las principales tiendas antes de que inicie diciembre. The Verge también se pronunció al respecto, señalando que por su propia parte corroboró la información, por lo que es seguro que, a más tardar en un par de semanas, la compañía anuncie su producto.

Microsoft-smartwatch
Una de las imágenes que se podían ver en el registro ante la USPTO

Aunque la banda inteligente de Microsoft tendrá algunas características que la equipararán a un smartwatch, se centrará principalmente en funciones relacionadas con las actividades de acondicionamiento físico, por lo que buscan ser una competencia directa para las Fitbit. De acuerdo con las filtraciones, la pulsera contará con medidor de pasos, de frecuencia cardíaca y cuantificador de calorías quemadas, así como medidor de la calidad de sueño. Microsoft también ha estado probando un medidor de frecuencia cardíaca que espera incorporar en la pulsera, cuya batería debe de durar hasta dos días sin tener que recargarse. A pesar de todas estas funciones, la principal característica del dispositivo es que es compatible tanto con Windows, como con Android y iOS.

Los rumores apuntan a que la pulsera de Microsoft tendrá un precio inferior a los 200 dólares.

vía The Verge

fuente Forbes

temas