La compañía sigue muy activa en cuanto a adquisiciones.

Después que ayer se filtró la venta de SwiftKey a Microsoft, hoy la compañía de Redmond aceptó que compró a la joven compañía, pero no reveló el monto real de la transacción. Se especula que la compañía pagó 250 de millones de dólares.

SwiftKey es responsable de uno de los teclados predictivos para iOS y Android más populares, y actualmente está instalado en 300 millones de equipos; un segmento de mercado en el que Microsoft ya tiene un producto disponible, el no tan popular Word Flow, exclusivo de Windows Phone. La compra casi asegura que las dos apps se fusionarán en una sola herramienta dentro de poco y que parte de la tecnología de SwiftKey se sumará a los servicios de productividad de Microsoft.

SwiftKey

A pesar de que la mayor atención de la compra se ha centrado en el teclado virtual, lo verdaderamente interesante es la tecnología detrás del sistema predictivo de la app. La inteligencia artificial que le permite adelantarse a su usuario es sumamente precisa y adaptativa, la misma que hace posible el nuevo sistema que permite comunicarse al físico Stephen Hawking. Por si fuera poco, la app reconoce casi de inmediato el idioma en el que escribes, sin tener que ajustarlo antes de que lo uses por primera vez.

Luego de que se concrete la compra, Microsoft trasladará al equipo de 150 personas que tiene SwiftKey a su departamento de investigación tecnológica, Microsoft Research.

fuente Microsoft

temas