Según estudios, el 71% de los gamers mexicanos prefieren los títulos casuales para smartphones.

The Competitive Intelligence Unit realizó un estudio en donde se comprueba que los gamers mexicanos son “más móviles que caseros” pues, el 71% de ellos prefiere jugar desde su smartphone en lugar de hacerlo desde consolas caseras o computadoras, que son preferidos entre el 26% y 15% de los casos, respectivamente.

¿Estas son buenas o malas noticias? Buenas, en el sentido de que la cultura del videojuego se ha masificado gracias a la popularidad que han adquirido los teléfonos inteligentes y la gran variedad de juegos que hay para estas plataformas. También ha contribuido en la disminución de los precios en consolas tradicionales y las altas expectativas que hay rumbo a la nueva generación de sistemas rumbo a finales de este 2016.

Tras los móviles, los dispositivos que más se usan son las tablets con un 11% y las consolas portátiles. La popularidad de estas últimas ha sido inversamente proporcional al ascenso de los smartphones.

Una parte interesante del estudio, es que muestra cómo a pesar de que las consolas caseras son cada vez menos usadas en México, es de allí donde sigue llegando más dinero a la industria. Los jugadores destinan un gasto de 5 mil 351 pesos por consola y 622 pesos por juego en promedio (por persona).

Las consolas de Xbox mantienen el liderato en cuanto a consumo de consolas se refiere, con 57.9%, seguido por PlayStation con 24%, con una reducción con respecto al 29.3% registrado en 2015. Nintendo representa 18.1% del total y superan la ponderación de 14.3% registrado el año pasado. Así que, según The Competitive Intelligence Unit, al finalizar 2016 se espera que el mercado de videojuegos en México tenga un valor de 22 mil 852 millones de pesos y un incremento del 13.3% con respecto al año anterior.

vía El Universal

fuente Notimex

temas