Never Gonna Give You lleva más de 245 millones de vistas.

Corría el lejano 2007 cuando un visionario entusiasta de 4chan convirtió al cantante británico Rick Astley en un icono de internet. En aquellos días, los gamers estaban ansiosos por la próxima salida del entonces próximo Grand Theft Auto IV, así que este usuario vinculó el video Never Gonna Give You Up de Astley disfrazándolo de un teaser del videojuego.

Resultado final: gamers enojados y usuarios muertos de la risa por la broma, que se convirtió en un clásico que trascendió en internet para convertirse en un verbo: Rickroll (o Rickrollear, para los que hablamos spanglish).

Después, Never Gonna Give You Up llegó a YouTube. El 1 de abril de 2008 (April Fools’ Day, por cierto) la plataforma redireccionó todos sus videos destacados al video de Rick Astley, y desde entonces la broma creció exponencialmente. En 2014 el video original del Rickroll fue retirado de la plataforma con 70 millones de reproducciones y cuando fue desbloqueada la canción llegó a las 80 millones de visualizaciones.

Actualmente Never Gonna Give You, goza de unas nada despreciables 245 millones 15 mil 138 reproducciones. Con tantas vistas uno pensaría que Rick está nadando en billetes, pensando en nuevas versiones de su hit ¿no es así? Pues no, resulta que Astley ha ganado sólo 12 dólares por concepto de regalías por parte de YouTube, al menos de agosto de 2010 a la fecha.

El dato, sacado de Wikipedia y ensalzado en una larga discusión de Reddit, escandalizó a la comunidad virtual. Sobre todo si nos damos cuenta de que Yuya gana hasta 125 mil dólares al mes (1.5 millones de dólares al año). Estamos hablando de una pieza que fue catalogada por un estudio de la Universidad de Saint Andrews, en el Reino Unido, como una de las 20 canciones más “pegajosas” del idioma inglés –con fórmula matemática que lo comprueba–.

Pero antes de que comiencen una campaña en contra de internet por haberle fallado a Rick, deben de saber que la razón por la que ha ganado tan poco con la reproducción del video es porque Astley no compuso la canción, sólo recibe la acción de un intérprete de los derechos de autor de grabación de sonido.

Pero el cantante que ya tiene 50 años y acaba de sacar un disco que rompió récords en Reino Unido no se lo toma a mal, de hecho disfruta mucho del Rickrolling pese a que no le ha generado dinero. Hace un par de días, en entrevista para el diario Telegraph, Astley se refirió a la broma: “Todo esto es muy extraño, pero estoy de acuerdo con eso. Encuentro ciertas cosas que se han hecho con él me hace reír, incluso a mí mismo de separar el hecho de que yo soy el Rick en el Rickrolling

vía Geektyrant

temas