Los nuevos dispositivos móviles de LG recién anunciados en China muestran pantallas en las que el bisel es casi inexistente.

Obviando que el bisel –es decir los bordes exteriores de los dispositivos móviles– sirven, entre otras cosas, para poder tomar con seguridad un teléfono, LG ha decidido reducirlo a lo más mínimo gracias a una nueva tecnología llamada Neo Edge, dejándolo en un grosor apenas perceptible, 0.7mm, algo ligeramente más delgado que el de las tarjetas de crédito promedio.

Una pequeña comparativa en teléfonos iguales, pero con el tamaño del bisel reducido
Una pequeña comparativa en teléfonos iguales, pero con el tamaño del bisel reducido

LG indicó que gracias a Neo Edge, las pantallas de sus productos contarán con una capa adhesiva que no requiere de un marco plástico alrededor del borde para sujetarse, lo que permite hacerlos mucho más finos. Además, esta tecnología permite sellar los productos al vacío y volverlos más resistentes al polvo y al agua.

Los nuevos dispositivos de la marca que reducirán el tamaño del bisel serán, de inicio, exclusivos para el mercado chino. El modelo que se pondrá a la venta tendrá una pantalla de 5.3 pulgadas que lucirá mejor por diminuto bisel, misma que contará con una definición de 1080 píxeles. Aun no se sabe si el producto saldrá de China, pero es probable que sí ocurra, aunque hasta el año entrante.

vía Tech Crunch

fuente LG

temas