Empleados de la compañía afirman que trabajar allí es como estar en Big Brother.

Las cosas en Konami parecen ir cada vez peor, y es que después de las declaraciones del sitio japonés, Nikkei que fueron reafirmadas por ex-empleados de la compañía, todo parece indicar que definitivamente las condiciones laborales allá no son del todo favorables.

Kotaku habló con más fuentes cercanas a la compañía y a sus operaciones, recogiendo información nueva respecto a lo que ocurre internamente. Las fuentes describen el ambiente de Konami como “si Big Brother estuviera observándonos todo el tiempo, incluso documentando nuestros descansos”.

Como ya sabemos, la compañía se encuentra pasando por un periodo de cambios y reestructuración, aparentemente se enfocará más ahora en la industria de los juegos móviles y también le dará más importancia a sus máquinas pachi-slot.

Esto fue lo que las fuentes de Kotaku declararon:

  • Konami tiene una división oficial llamada “la Oficina de Auditoría Interna”, que según las comparaciones de uno de los empleados de Konami, es como su propia policía secreta. La división se encarga de revisar las comunicaciones internas, como cuentas de correo electrónico y el sistema de circuito cerrado, en donde ven quién entra y sale de la compañía.
  • Los miembros de la Auditoría Interna suelen contactar a los nuevos empleadores de los ex-empleados de Konami para hablar mal de ellos, mencionando irresponsabilidad y afirmando que fueron malos para la compañía.
  • Hay otro grupo en Konami al que se denomina “el Grupo de Monitoreo”, básicamente se sientan todo el día frente a los monitores del circuito cerrado, si ocurre algo raro, se lo comunican a la Auditoría Interna.
  • Todo aquél que quiera utilizar el Internet de Konami, deben pedir permiso. Lo mismo con los que deben llevar equipo de la oficia a casa, como laptops, en todos los casos, deben conectarse a través de un VPN. Según uno de los empleados de Konami, de vez en cuando se toman capturas de pantalla de las computadoras del staff, y en caso de tener algo indebido en el monitor, son sancionados.
  • Incluso los lugares de salida y entrada están reglamentados por Konami, hay reglas que determinan qué salida y entrada pueden usar los empleados, y en todos los casos, nadie puede acceder si no lleva su identificación de Konami. El guardia de seguridad debe preguntar todo el tiempo hacia dónde se dirigen y registrar cada movimiento en una lista.
  • Todos los lunes se tiene una junta con los Oficiales de Operación en Konami que es grabada y posteriormente debe ser vista por los empleados, por supuesto que el momento de ver la junta es también monitoreado, y si un empleado se distrae su nombre y división es exhibida por la compañía mediante el sistema de megafonía.

Las razones de estas medidas son, sin duda un misterio, pero definitivamente después de leer esto ¿quién querría trabajar en condiciones así? Hasta ahora ningún representante de Konami ha hablado al respecto de manera oficial (y creo que ya sabemos por qué).

fuente Kotaku

temas