Lo más loco que verás hoy.

Prácticamente desde que Super Mario Bros llegó al NES, en el lejano 1985, surgieron muchos chistes sobre la afición del plomero bigotón por comer hongos silvestres. No pocos tenían la teoría de que toda la aventura en la que enfrentaba a Bowser por primera ocasión era un viajezote provocado por los champiñones mágicos que se comía a lo largo de todos los niveles del juego. Pero Stefan Hedman, un programador independiente, decidió llevar esta teoría a un nivel extremo.

Hedman lanzó Jelly Mario, una versión del primer Super Mario Bros en el que nos muestra a la aventura clásica con nuevos ojos. Así es, al inicio del juego vemos a Mario comer un hongo que le provoca algo muy similar a un viaje en LSD. Por eso, a pesar de estar en los niveles que nos sabemos de memoria desde hace décadas, vemos que todas las leyes de la física del juego están perturbadas por el viaje en hongos de Mario.

El juego no está completo, en realidad por el momento sólo nos deja jugar en los dos primeros niveles originales de Super Mario Bros. Pero eso no impide que nos divirtamos como enanos intentando pasarlos, sobre todo porque el Mario en drogas se mueve más lentamente, da saltos extraños, e incluso puede volar. A pesar de llegar a ser frustrante en varios momentos, no puedes perderte la oportunidad de jugar  esta extraña versión del juego más popular de todos los tiempos.

Si quieres darle una oportunidad a Jelly Mario, visita este enlace.

fuente Jelly Mario

temas