El fundador de WikiLeaks ve más cerca la posibilidad de salir libre.

Hace tan sólo un par de días Chelsea Manning, la primera gran informante de WikiLeaks, fue puesta en libertad. Ahora sabemos que Julian Assange, el rostro detrás del sitio dedicado a la filtración de documentos militares y diplomáticos de los gobiernos, también podría salir de su confinamiento en la embajada de Ecuador en Londres.

En el 2010 Assange fue acusado de abusar sexualmente de dos mujeres en Estocolmo, Suecia, por lo que el gobierno sueco le solicitó a Reino Unido (donde Assange había huido) que lo arrestara para llevarlo a juicio en su país. Temeroso de ser extraditado a Estados Unidos, el fundador de WikiLeaks buscó asilo político en la embajada de Ecuador, donde ha estado recluido desde el 2012. Assange siempre ha negado las acusaciones de violación, pero argumenta que no ha aceptado entregarse para ser enjuiciado por la posibilidad latente de ser extraditado por el gobierno sueco a Estados Unidos, donde tendría que enfrentar un juicio militar por las filtraciones de WikiLeaks.

Después de años de conflicto, hace unas horas la fiscalía sueca a cargo del caso anunció que cerrará la investigación preliminar abierta por el supuesto delito de violación. La fiscalía argumenta que los gastos de mantener el juicio son demasiado altos, pero fue clara en afirmar que esto no absuelve a Assange, por lo que si el periodista pisa suelo sueco nuevamente, podría ser detenido.

Assange reaccionó de inmediato en Twitter, publicando una foto en la que aparece sonriente, y posteriormente afirmando: “Estuve detenido durante siete años sin cargos, mientras mis hijos crecían sin mí y mi nombre era difamado. Yo no olvido ni perdono”.

Por su parte, la policía británica ya se ha apresurado a anunciar que, si Assange decide salir de la embajada, será detenido en cumplimiento de la orden de arresto que pesa sobre él por haber incumplido las condiciones de la fianza que le obligaba a entregarse a los tribunales el 29 de junio del 2012. Los abogados del activista ya comenzaron a intentar llegar a un acuerdo con el gobierno británico para evitar su detención.

fuente BBC

temas