El ex directivo se considera a sí mismo el principal responsable de no conseguir que la compañía se siga expandiendo.

Con poco más de tres años de vida, la aplicación de mensajería instantánea Line ha crecido hasta convertirse en una dura competencia para otros servicios similares, logrando tener una muy buena cuota de mercado, sobre todo en Asia.

Sin embargo, sus 170 millones de usuarios activos al mes y los miles de stickers que vende al día no son suficientes para Akira Morikawa, el hasta hoy CEO de la compañía, quien presentó su renuncia irrevocable debido a que en el 2014 se perdió el ritmo de crecimiento acelerado de los años anteriores. La segunda razón para la dimisión de Morikawa es que fracasó en conseguir penetrar de manera satisfactoria en el mercado de Estados Unidos, de acuerdo con el último reporte interno de la compañía.

Morikawa se mantendrá en el puesto de máximo responsable de Line hasta mayo de 2015, por lo que la empresa cuenta con cinco meses para encontrar a su sucesor.

fuente LINE

temas