La polémica del fin de semana indica que Uber cobró viajes de hace tres meses, incluyendo muchos que ya había cobrando con anticipación.

Un Uber malo, con un diablito en la pantalla

(UBER)

Armando se encontraba quitado de la pena en sus actividades del día a día cuando, de repente, recibió una notificación de Uber. La empresa de transporte le anunciaba que le acababa de cobrar un viaje de 115 pesos. Lo más raro de todo es que, no sólo no estaba usando el servicio, sino que ese viaje lo había realizado hace dos meses.

Sin acabar de encontrarle sentido al mensaje, decidió quejarse a través de una opción en la app, de inmediato recibió la siguiente respuesta:

“Se produjo un error en el sistema entre el 23 de junio y el 30 de septiembre que hizo que se realizará el cargo a tu cuenta de PayPal. Sabemos que cuentas con pagos ininterrumpidos cuando viajas y comes con nosotros. Si has optado por recibir comunicaciones de Uber, recibirás un correo electrónico que describe los viajes y los pedidos de Eats relacionados. También se incluye en el correo electrónico los detalles de una promoción para agradecer tu paciencia. Que tengas un feliz día.”

Armando revisó su estado de cuenta, y descubrió que ese viaje ya lo había pagado, y no sólo eso. Uber ajustó el montó del viaje a una nueva tarifa, y el nuevo cobro era mayor al que le había marcado el viaje original.

“Según entendí, lo que acababan de hacer Uber era una corrección de precio: de pronto se les había ocurrido que en un viaje de hace dos meses aplicaba una tarifa dinámica de casi el doble y, por lo tanto, decidieron tomar el dinero sin ningún aviso previo. Sí, llegaron y me quitaron la lana de un viaje que ya había pagado, pero casi al doble. Cuando apenas estaba enterándome de que esto era una situación colectiva, recibí otro cargo por 85 pesos de un viaje de agosto. Así nada más, sin avisar.”

Armando es sólo uno de los cientos de usuarios en México que vivieron esta misma situación. De golpe, y sin avisos previos a sus usuarios, Uber comenzó a cobrarle ajustes y viajes completos a los usuarios que suelen pagar vía PayPal.

De hecho, todo el fin de semana se reportaron casos de este tipo en las redes sociales. Y sólo hasta hace unas horas la plataforma emitió un comunicado en su blog oficial:

“Tuvimos una inconsistencia con nuestro sistema de pagos el pasado 23 de junio y 30 de septiembre, por este motivo no se completó el cobro para cuentas con método de pago PayPal. Estaremos haciendo el cobro a las cuentas de PayPal afectadas. Una vez que se haya hecho, recibirás un recibo actualizado.”

En Twitter se encuentran mensajes de usuarios a los que Uber les descontó de golpe hasta 1,500 pesos. Incluso algunos se quejan de que se quedaron sin dinero en sus cuentas de PayPal. Los más precavidos, como Armando, desactivaron la vinculación entre su cuenta en PayPal y Uber. Sin embargo, aun así varios reportaron problemas.

El mismo Armando nos indicó lo siguiente:

“Quise eliminar mi cuenta de Uber, pero la aplicación no me dejó. ¿Su argumento? Que yo tenía “saldo pendiente”. Deuda, pues. Ante mi solicitud de cancelación, recibí el siguiente mensaje:

Como mencionamos, se produjo un error en el sistema entre el 23 de junio y el 30 de septiembre que hizo que no se realizará el cargo a tu cuenta de PayPal. El problema ya se resolvió y ahora se realizará el cargo a tu cuenta de PayPal. El cargo que ahora ves está relacionado a este inconveniente, PayPal lo rechazó, lo que resultó en un saldo vencido en tu cuenta de Uber que deberá pagarse antes de que puedas volver a solicitar un viaje.”

Los mensaje que recibió Armando

Armando les indicó que a él sí le habían cobrado anteriormente el viaje, y Uber le respondió con este mensaje:

“Es importante que, si el cobro se realizó anteriormente, nos puedas hacer llegar el comprobante de Paypal en donde se aprecie el cobro de los cargos en su respectiva fecha, con el fin de realizar una investigación más profunda. Quedamos a tus órdenes.”

Indignado, Armando se dio cuenta de que, si no hubiera deshabilitado la vinculación entre su tarjeta y su cuenta en PayPal, le hubieran cobrado de golpe todos los viajes y, sólo después de eso hubieran revisado su caso.

“Es decir, si no hubiera yo desautorizado a Uber de acceder a mi cuenta de PayPal, quién sabe cuánto más dinero me hubieran robado. Sí, es un robo, pues los “reajustes” en las tarifas se realizan bajo criterios que sólo ellos conocen y que, seguramente, les convienen. En Twitter hay usuarios que reportan robos de hasta de 4000 pesos. ¡4000 pesos! ¿Qué reajuste sistemático permite que a alguien se le cobre semejante cantidad de dinero?”

El hashtag #UberFraude sigue cobrando fuerza en redes sociales, donde usuarios indignados insinúan que no volverán a usar la app.

Ese es el caso de Armando, quien nos indicó:

“Uber, de por sí, ya era inutilizable. Todo el tiempo había tarifas dinámicas y el servicio era carísimo; los choferes estaban cada vez menos capacitados (tantas veces los señores iniciaron mi viaje sin pasar a mi punto de partida, luego se hacía el cobro por un viaje no otorgado y había que reclamar, una pesadilla); sin mencionar los problemas de seguridad que salieron a la luz durante los últimos meses. Es inaceptable.”

Uber sostiene que regresará el dinero si comprueba que sus usuarios ya habían pagado los viajes, pero de entrada tomó la cuestionable decisión de “cobrarse a lo chino” sin realizar ningún tipo de investigación interna. Hace unos minutos Uber indicó que sólo el 2 % de sus usuarios tuvieron problemas, pero que los compensará con 10% de descuento en sus próximos viajes.

Es sorprende como Uber, que hace un par de años tenía a la opinión pública a su favor en su pelea en contra de los taxistas y las autoridades de la CDMX, y ahora se ha convertido en el villano de las apps de movilidad.

temas