Así volverá Uber a la normalidad después del COVID-19

No más de tres pasajeros y cubrebocas obligatorio serán algunas de las medidas de seguridad.
(AFP/Getty Images)

En un mundo después del COVID-19 Uber no podrá volver a ofrecer sus servicios como si nada. Por ello ha anunciado nuevas medidas de seguridad e higiene para los conductores y pasajeros, las cuales incluyen el uso obligatorio de cubrebocas y el monitoreo constante del conductor. Las medidas entrarán en vigor la siguiente semana, y de no acatarlas podría resultar en la prohibición de usar la app.

También te recomendamos: Uber no aumentará sus tarifas a usuarios en México por el nuevo impuesto

Uber implementará nuevas medidas de distanciamiento social una vez que vuelva a operar regularmente a partir del 18 de mayo. Las medidas incluyen: no se permitirán más de tres pasajeros por auto, y ninguno podrá viajar en el asiento del copiloto; el conductor está obligado a portar cubrebocas en todo momento y deberá tomarse selfies constantemente para verificar que lo lleva puesto.

Hasta el momento Uber permitía hasta cuatro viajantes, pero las nuevas medidas pretenden fomentar el distanciamiento social, al menos parcialmente ya que aunque nadie podrá viajar en el asiento delantero las personas aún se amontonarán en la parte posterior:

“No queremos que estén en el asiento delantero porque queremos que mantengan la distancia física tanto como sea posible del conductor. Queremos que todos los miembros del grupo se sienten en la parte trasera. Por lo general se trata de personas que viven en la misma casa, así que ya conviven juntos” dijo Sachin Kansal, líder se seguridad en Uber.

Otras medidas incluyen que los conductores no acepten viajes con quienes no usen cubrebocas y que mantengan las ventanas de su auto medianamente abiertas para favorecer la circulación del aire. Los usuarios de la plataforma podrán denunciar a los conductores en caso de que no cumplan con estas medidas, algo que podría resultar en la expulsión de la app:

“Si nos llegan múltiples reportes de un conductor individual tomaremos cartas en el asunto, incluyendo su eliminación de la plataforma. Lo mismo va para los pasajeros” comentó Rebecca Payne, gerente de producto en Uber.

Algunas de estas medidas también serán aplicadas a los repartidores de Uber Eats, con sus respectivas variaciones. Por ejemplo deben llevar cubrebocas y evitar el contacto con las personas. Uber declaró que la compañía gastará 50 millones de dólares para ofrecer a los conductores cubrebocas, gel antibacterial y limpiador para sus unidades.