Las autoridades parisinas detuvieron a los ejecutivos para continuar con la investigación judicial a UberPop. 

Hace unos días, las protestas de los taxistas franceses en contra de Uber acabaron en violentos bloqueos y autos quemados. Hoy, las autoridades de Francia detuvieron a dos de los ejecutivos de la compañía en aquel país.

Thibaud Simphal, CEO de Uber en Francia, y Pierre-Dimitri Gore-Coty, Gerente General Regional de Uber en Europa, fueron citados por la policía de París como parte de una investigación judicial a UberPop, la filial de bajo costo de la empresa. Los dos ejecutivos son sospechosos de “incitar al trabajo informal”, ya que el servicio que en Francia ha sido cuestionado por su legalidad.

Uber-Francia-2
La semana pasada los taxistas de manifestaron en las calles de Francia por el tema de Uber

El argumento de los taxistas franceses es que una ley aprobada recientemente en su país establece que se necesita una licencia profesional y seguro para operar un taxi, algo que los conductores de UberPop no están obligados a tener. Es por ello que el gremio de taxistas tacha a UberPop de funcionar en un modelo de “competencia desleal”, sin embargo, la empresa sigue operando luego de que lograra apelar la ley.

Ahora UberPop se encuentra en espera de que una corte constitucional en Francia dé su fallo sobre la legalidad del servicio, aunque eso no ocurrirá hasta septiembre. Por otro lado, el gobierno de París ordenó el despliegue de 200 policías, quienes se encargará de patrullar las calles en busca de conductores de UberPop. La cosa sigue muy caliente, y no parece que la temperatura en Francia vaya a bajar muy pronto.

vía The Verge

fuente Le Monde

temas