De acuerdo con documentos dados a conocer por Edward Snowden y difundidos por The New York Times, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) recolecta y analiza diariamente millones de fotografías que los usuarios suben a diario en alguna red social, página web o correo electrónico.

Ya es de conocimiento público el enorme esfuerzo que ha realizado la NSA en los últimos años por recolectar la mayor cantidad de datos a través de Internet. Ahora se acaba se dar a conocer, gracias a documentos filtrados por Edward Snowden, que existe un programa de la agencia que se dedica a guardar imágenes en donde aparecen los rostros de los usuarios.

Aparentemente, la NSA  utiliza un software de reconocimiento facial con el que puede analizar las imágenes que circulan en Internet, así como almacenarlas para crear una gran base de datos. La información filtrada revela que el sistema también incluyen datos personales, como huellas digitales y cualquier otro aspecto que, supuestamente, permita determinar si una persona es un potencial terrorista y detenerlo con antelación.

“No estaríamos haciendo nuestro trabajo si no buscáramos formas de mejorar continuamente la precisión de nuestras actividades de inteligencia con el objetivo de contrarrestar esfuerzos para encubrir planes para dañar a Estados Unidos y sus aliados,” declaró a The New York Times la vocera de la NSA, Vanee M. Vines.

Dentro de la base de datos de la agencia se encuentran fotos de los sospechosos en diferentes momentos de sus vidas, así como de sus documentos oficiales, información personal y sus posibles vínculos con grupos terroristas o criminales.

A pesar de que, de acuerdo con la NSA, el objetivo de este tipo de acciones es evitar una probable hostilidad de parte de los sospechosos, esta forma de espionaje es ilegal y contraviene leyes con respecto a la privacidad tanto dentro de los Estados Unidos como de carácter internacional.

fuente The New York Times

temas