Un adolescente robó información secreta de EE. UU.

Así de sencillo fue para Kane Gamble robar información secreta de Estados Unidos

Como si se tratara de una película de espías, entre junio de 2015 y febrero de 2016, un chico británico de 18 años se hizo pasar por John Brennan, el entonces director de la CIA, y Mark Giuliano, el director del FBI. El joven, de nombre Kane Gamble, lo hizo con la ayuda de un simple teléfono que usó desde la casa de sus papás.

Según The Telegraph, Gamble había fundado un grupo online llamado Crackas With Attitude (CWA), quienes se hacían responsables de numerosos ataques a cuentas de correo y teléfono. Además, el joven consiguió información clasificada de operaciones de inteligencia militar estadounidense en Irán y Afganistán.

Gamble fue detenido luego de que las autoridades descubrieran una serie de documentos confidenciales provenientes del correo del propio Brennan, destacando la solicitud de 47 páginas para la autorización de un tipo de seguridad ultra secreta.

¿Cómo lo hizo?

Todo parece indicar que Kane Gamble se hizo pasar por John Brennan y logró convencer al servicio de atención al cliente de Verizon, con lo que obtuvo información que le dio acceso a las cuentas privadas del director de la CIA. Por si no fuera lo suficientemente hilarante, Gamble utilizó el mismo método para obtener la información del director FBI.

Pero eso no es todo, según The Independent, el joven phreaker también tuvo acceso a información de James Clapper, el director de Inteligencia Nacional durante el mandato de Barack Obama; Avril Hanes, asesora adjunta de Seguridad Nacional; John Holdren, el entonces asesor científico y tecnológico de Obama; Jeh Johnson, secretario de seguridad y Amy Hess, agente especial del FBI.

En un principio, Gamble se burlaba de sus poderosas víctimas y de sus familias, tomando el control de sus dispositivos. Incluso publicó un mensaje en el televisor de Jeh Johnson que decía: “Te tengo en mi poder”. Posteriormente, filtró parte de la información obtenida a varios sitios, incluyendo Wikileaks.

Según el fiscal del caso, el acusado dijo que su plan apuntaba a los altos rangos de EE. UU. porque estaban matando a personas inocentes en todo el mundo. Lo más impresionante es que cuando Gamble perpetró los ataques tenía apenas 15 y 16 años.

fuente The Telegraph

temas