Mark Zuckerberg defiende la decisión de no censurar a Donald Trump en Facebook

Es por la libertad de expresión, dice Zuckerberg.
(Foto: Getty Images)

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, no se doblegó ante las acusaciones por permitir las publicaciones de “odio” del presidente Donald Trump en Facebook, asegurando que la decisión de evitar etiquetarlas o censurarlas fue difícil, pero correcta. El problema se originó cuando a diferencia de Facebook, Twitter optó por silenciar y cuestionar la voz de Trump en su plataforma al etiquetar sus publicaciones e incluso llegando a ocultarlas por considerar que el presidente estaba glorificando la violencia en medio de una serie de disturbios en Estados Unidos. Pero Facebook no actuó.

Después de que funcionarios de alto nivel de Facebook hicieron una huelga virtual contra la compañía por no actuar en contra de Trump, por las publicaciones en las que insinuó que iniciaría una masacre, este martes Zuckerberg mantuvo una reunión con sus empleados en la que intentó explicar los motivos por los que no fue censurado Trump. De acuerdo con The Verge, que obtuvo una grabación de la conferencia, Zuckerberg dijo estar molesto por las recientes publicaciones de Trump, pero mencionó que “sabía que necesitaba separar mi opinión personal… de cuál es nuestra política y los principios de la plataforma que estamos ejecutando”, explicó, añadiendo que esta decisión confirmó la dedicación que tiene Facebook con la libertad de expresión. 

“La presunción de nuestro servicio es que debería poder decir lo que quiera a menos que esté causando un daño específico y enumeremos cuáles son los daños e intentemos hacerlos cumplir. Y creo que el incumplimiento es correcto”, dijo.

Zuckerberg aseguró que de prolongarse el periodo de “disturbios civiles” en Estados Unidos, la compañía reexaminaría su política para censurar publicaciones que promuevan la violencia. “Tenemos algunos precedentes de cómo podría ser eso”, dijo. Y finalizó la llamada mencionando que a fin de cuentas, el impacto que tiene la compañía en todo el mundo es positivo. “Creo que le hemos dado a muchas personas una voz que de otra forma no tendrían”, dijo. “Creo que defender la capacidad de hacerlo a menudo es controvertido”.